viernes, 2 de septiembre de 2011

VUELTA AL COLE por Claudia Prócula

Cada vez que hago mal los ejercicios, mi profesor particular de Contabilidad me castiga, como si fuera una niña, dándome un cachete en el culo.

Hoy, algo enfadado, me puso sobre sus rodillas, me levantó la falda, me bajó un poco las bragas y.... zas!

Yo solté un ‘ay’…. pero no me dolió.

Él, arrepentido, intentó calmar la zona con cientos de caricias y besos húmedos....

Debería portarme mejor, pero creo que no tengo remedio.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me esta dando vergüenza ajena de ver que una mujer publica una foto de estas características. Me cuesta creer que una mujer pueda aceptar semejante humillación para nuestro sexo.

acoidan francisco dijo...

ya lo ha dicho PORTA las niñas de hoy en dia son todas unas GUARRAS