miércoles, 30 de enero de 2013

FEBRERO por Brasier




Va encendiéndose  mi querido febrero-febril, el mes que siempre llega  envuelto de una locura enfurecida, donde los placeres carnales se exaltan entre sí y por eso del que todo se nos  consiente, es cuando nos deleitamos con nuestra presencia, suntuosa y prohibida.

Lencería quizás altiva, fina  y fiera, delicadeza y dulzura en burbujas que caen y nos mojan;  contigo siempre  extrema  en mis cuidados, alegría de carnaval  avariciosa en los deseos,  enmascarada de lo que jamás dejaría  mostrar y que me sirve el resto de los días de recogimiento eterno.

Ni comparsas,  cuartetos,  coros o  romanceros; preliminares abandonados y disfrutados en enero, ahora  sólo el caballero y una dama disfrazada.

Empieza nuestro carnaval cuando  tus ojos me recorren,  tu boca me suspira y mi piel se delata, derritámonos, otra realidad ahora no existe.