viernes, 14 de septiembre de 2012

LA RECETA



Al inesperado regreso de su marido sólo había que ponerle buena cara, un poco de picardía y un recuerdo musical de tiempos inmemoriales…

Siempre que vuelves a casa
me pillas en la cocina
embadurnada de harina
con las manos en la masa

niña no quiero platos finos
vengo del trabajo
y no me apetece pato chino
a ver si me aliñas
un gazpacho con su ajo y su pepino