lunes, 3 de octubre de 2011

FUENTE VIVA por Lourdes N.J.

Sólo quería decirte que besar

todo tu cuerpo ha sido genial,

saber que nos amamos entre salivas

que derraman dos volcanes en plena erupción,

me excita.

Me gusta el sabor que dejas en mi paladar

cuando los poros de tu piel son jugos

de agua fresca en mi boca,

eres fuente viva y abrirme para ti

cuando desemboca tu río en mi mar

es mi amor, uno de los placeres más grandes que

siento en la vida.

Mañana, te besaré de nuevo.

Alargaré las horas para que no deje de fluir

el agua que nos sacia de tanta

espera entre un tiempo que no

entiende de un amor fértil y

un orgasmo imperecedero.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Suave, suave, suave
divino, divino, divino

¡qué frescura!

Felicidades.

Gusa dijo...

Pura sensación...
Ha sido indescriptible.

Anónimo dijo...

lumen de irisada intensidad dual.

Anónimo dijo...

LNJ, tus poemas eróticos, excitan.

Xarnego dijo...

Un orgasmo imperecedero,
no tendría valor.
¿A que podrías compararlo?

"Dicese" de aquel loco,
que se daba martillazos en un dedo,
que solo sentía alivio cuando paraba.
(Nada que es permanente, es único)

Me ha gustado leerte.

L.N.J. dijo...

A un recuerdo Xarnego, por ejemplo.

Una penetración, una caricia no es un martillazo por lo tanto el placer no se siente a través del dolor; a no ser que se practique el sexo desde él.

Besos.

L.N.J. dijo...

Gracias anónimos y Gusa por compartir.

Es un placer.

Xarnego dijo...

No me refería al placer o el dolor en si,
cito a aquello que siempre es constante, sea en una forma u otra,
nunca es comparable a nada,
por tanto todo tiene su ying y yang,
(se dice así, ¿No?)
Quiero decir que para saber
que es placer y que es dolor,
hay que tener las dos cosas,
y esperar que el balance sea satisfactorio.

Tener un orgasmo imperecedero,
sin un antes y un después,
ademas de utópico,
no se si seria placentero,
en todo caso dejaría de ser la culminación.

Un placer debatir y leerte.

L.N.J. dijo...

Xarnego, quise jugar con ese verbo para disfrutar de lo que realmente no es.
Un balance satisfactorio es el equilibrio que todos deberíamos sentir o tener, pero curiosamente siempre nos inclinamos hacia uno de los lados. No es ese mi caso, ya que la percepción de las cosas, para mí, son muy amplias. Y curiosamente ahí es donde me pierdo o me encuentro. Sería largo de explicar.

Te dejo unas palabras de Lao Tse donde dice así:

Porque todos consideran bello lo bello,
así aparece lo feo.
Porque todos admiten como bueno lo bueno,
así surge lo no bueno.

Ser y no ser se engendran mutuamente.
Lo difícil y lo fácil se forman entre sí.
Lo largo y lo corto se transforman mutuamente.
Lo alto y lo bajo se completan entre sí.
Sonido y silencio se armonizan mutuamente.
Delante y detrás de suceden entre sí.
Es la ley de la naturaleza.

Por eso el sabio obra sin actuar
y enseña sin hablar.
Todos los seres se renuevan sin cesar.
Así él crea sin esperar nada.
Cumple su obra pero no reclama su mérito.
Y precisamente porque no lo reclama
su mérito nunca le abandona.

* * *

Como podrás comprobar, es precioso.


Y sobre esa constante del ser, nace la esencia del todo.

Claro que es un placer debatir.

Besos.